seguí nuestro camino

Mientras viajamos por el mundo, nos vamos sacando capas y llenando el corazón de nuevas vivencias que nos hacen felices: paisajes, costumbres, comidas, música y sobre todo personas que vienen acompañadas de sus historias.

Siempre que podemos y nos acordamos, mientras caminamos por las calles de estas ciudades, dejamos nuestra calco de Verdad Viajera. Como un pequeño acto de rebeldía y arte contra sistema. Ya que para nosotros la verdad se encuentra en cada un@ de nosotr@s y en nuestras experiencias.

Si alguna vez estas caminando por estas ciudades y la ves… Por favor, envíanos tu foto! Te compartimos algunas de nuestras huellas para que nos puedas encontrar.

  • Nerja
  • Düsseldorf
  • Amsterdam
  • Oporto

Nerja | Málaga | España

Visitamos Nerja para disfrutar de sus hermosas playas en varias ocasiones. 
Desde Málaga ciudad salen autobuses de linea todo el tiempo.
Dejamos nuestra huella en la parte de atrás de un cartel de transito en la parada de bus de la ciudad. El que la encuentre que envíe una foto!

Düsseldorf | Alemanía

Llegamos a Düsseldorf de noche y no fue lo que esperamos de una ciudad de Alemanía, por suerte tuvimos una tarde para sacarnos esa imagen y enamorarnos un poco de la ciudad.

Ese amor fugaz de no poder seguir conociendo la ciudad.

Después de alquilar unas bicis raras mediante una aplicación y recorrer la ciudad dejamos nuestra calco en un tubo de un edificio.. la cual no creemos que haya durado mucho pero le tenemos más fe a ese poste en medio la plaza de la ciudad.

Ámsterdam | Holanda | Países Bajos

Visitamos Ámsterdam en Agosto para trabajar y vivir durante 17 días en un festival de danza y teatro, #Parade.
Después de muchos días de lluvia y poco laburo, salio el sol y conocimos la otra cara de la ciudad llena de jóvenes y barcos disfrutando de los canales.

Cómo no podía ser de otra manera, nuestra calco viajera, con dos de las cosas más características de la ciudad Bicis y Canales.

Oporto | Portugal

Esperábamos mucho de Portugal por todo lo que fuimos escuchando, pero Oporto nos sorprendió y enamoro. 
Perderse puede ser muy fácil pero encontrarse también, suena contradictorio hasta que empezas a caminar por la ciudad, y contas 1, 2, 3 subidas y bajadas, edificios con frentes de mosaicos que nunca habias visto y calles empedradas por donde donde solo pasa un auto y veces tampoco eso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para darte la mejor experiencia en nuestra web. ¿Aceptas?